Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

14.9.06

Humo cesante

Dos meses sin fumar.
A doce cigarrillos diarios, el humo cesante sería el de unos 720.
Treinta y seis atados.
A siete minutos de vida ganada por cada cigarrillo no fumado –o su reverso: vida perdida por cada cigarrillo fumado– serían 84 horas, o sea tres días y medio. Eso, en apenas dos meses.
Lo malo es que no hay una ventanilla en la que le abonen a uno semejante ahorro. O sí, existe, pero hay que esperar al final de la vida para darse cuenta que hay tres días y medio, los últimos, que uno los vivió de arriba.
No puedo imaginarme ese momento, pero bien podría tratar de hacerlo.
Ochenta y cuatro años. Es jueves. Tengo los huesos blandos a manos de la osteoporosis y hace dos semanas, o dos meses, o dos años, que estoy postrado en cama, distrayendo la atención de mis deudos, hijos, hijos políticos, nietos, sobrinos, sobrino-nietos, amigos, allegados, vecinas lloronas, sacerdote, pastor luterano, curandero del barrio, enfermera cama adentro, médico, escribano.
Si fuera estrella de rock, habría que sumar a los fans, a los turistas conmovidos por el fervor necrofílico con que viven los que viven, a los vendedores de flores, de estampitas, de choripanes. A los que en voz baja ofrecen: hay gorro, bandera y vincha. A los equipos móviles de la televisión y a los cronistas que matizan la espera entrevistando a los que ofrecen gorro, bandera y vincha, a los vendedores de flores y de estampitas, a turistas conmovidos por el fervor necrofílico con que viven los que viven y a los fans.
Afortunadamente lo más probable es que pase mis últimas horas sin tanto alboroto. Después de todo, a mis treintaypico, sé que la música no es lo mío, que nunca perpetraré canciones a la memoria de Andrés Caramano ni de quien en vida fuera el extinto cantante de los Ramoncitos de Ricota, dios lo libre de escucharse.
Como fuese, si yo tuviera en ese momento la misma lucidez que ahora y también me diera por sacar cuentas, me sentiría por completo defraudado por la decisión tomada, porque con sólo fumar 720 cigarrillos más, hubiese muerto el lunes y a esta hora del jueves no tendría a toda esa gente encima esperando a que diga mis últimas palabras.
Pero así las cosas, dos meses sin fumar y ninguna gana de escribirlo.

Comments on "Humo cesante"

 

Anonymous maray said ... (15/9/06 11:51) : 

nunca hice estas cuentas por dias de vida. Siempre las hice por plata que no gasté. Y las transforme in Cds y libros. No sé si cuando tenga muchos años voy a querer unos dias a mas. Lo que sé és que con un poco de plata dejada de fumar puedo vivir ESTOS dias mucho mejor!
besos

 

Blogger KuruPicho said ... (15/9/06 12:23) : 

Mayer, genial está la nueva configuración del blog. Petit detalle: las letras son muy pequeñas y se hace cuesta arriba seguir la lectura. No sé si es una onda de mi PC pirata de Ciudad del Este o también los otros lectores tuyos la sufren como yo.Saludos

 

Blogger Silvia Sue said ... (18/9/06 19:00) : 

Dos meses sin fumar, nosotros muchas ganas de leer esas palabras de pluma de este hombre blanco Fander.
Nosotros decir que Fander poder lo que proponerse.

 

post a comment