Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

12.7.06

REL

Si digo que sí, que no me importa, que todo lo bueno que tenía para dar ya lo hemos echado, tenés, tengo, tenemos, la casi certeza o como quiera llamarse de que nada en el mundo me importa más. Del mismo modo en que si digo que me va la vida en esto, y en verdad creo que a cierta altura de los hechos, hay carteles que con luces de neón anuncian y repiten y enfatizan y ratifican que esto no da para más, que fue bueno mientras duró. Una burbuja, otra más, una grata burbuja que nos ha ofrecido su hospitalidad a cambio de nada, o sí, a cambio de cosas demasiado importantes, tanto que de común acuerdo hemos creído que era preciso no darles ni tronco de pelota y ahora se han vuelto contras. El puto tiempo, sabés. La urgencia por hacer acá que estoy allá y no alcanzo a darme vuelta que en la espalda no me caben más puñales, no se puede vivir así y tampoco es digno morir así. Podríamos hacer como todos lo hacen. La historia no da para más y deciden casarse. Con eso tienen para tirar dos meses más. Que el salón, que el champán, que los invitados y los regalos y la luna de miel y el vestido blanco y otro par de meses de anestesia. O tener un hijo, ¿te das cuenta? ¿No te da por desconfiar de esos tipos que te dicen quiero un chico y lo quiero ahora? ¿Y qué hay de las mujeres? ¿No es más o menos parecido? Claro que sí. Hay algo interno que se viene desmembrando y la razón y sus brazos operativos (la intuición, la superstición, la religión) empiezan a encender las alertas. De ahí en más se sueña con escarpines y biberones. No importa cómo, importa el cuándo y el cuándo es ya. Pero ese hilo de sutura es carísimo. Yo no lo querría para mí y me parece, puedo estar equivocado y eso no haría más que darme la razón, vos pensás algo parecido. Si nos tenemos que ahogar, hagámoslo, pero con dignidad. Que sea asfixia y no desgarro. Que sea la tina llena y no un chucho de frío. La otra opción es mentir. Mentirse. ¿No te pasa a veces que te levantás con la idea fija? Hoy voy a mentir hasta cansarme. Hoy voy a mentir hasta que lo único que exista en el mundo sean mis mentiras, mis telarañas. Y en un punto ya no estás mintiendo porque te convenciste. Porque el ejercicio de la mentira reporta satisfacciones pero no es un sitio agradable para morar. Pero el cuerpo se acostumbra. Primero es molestia llana. Después escozor. Una leve comezón. Apenas nada. Y después lo necesitás y te resulta tan grato que ya no estás mintiendo sino que decís la verdad, la tuya, la que nadie tolera y ahí te das cuenta de que sos. En la oposición de los otros, en la censura, tu ser refulge. Pero yo no tengo fuerzas para tanto. No al menos ahora que la fresca se mete por la ventana y me pega de lleno en el alma como si en vez de desnudo estuviera vacío, sin vísceras, sin espasmos, colgado de una punta filosa que es lo único que me aferra a este mundo, el tuyo, el que alguna vez supo ser mío y ya no lo es. Dale. Tirá de una vez.

Comments on "REL"

 

Blogger Vero said ... (12/7/06 11:23) : 

Leer esto me dio unas tremendas ganas de gritar hasta rajarme la garganta.

 

Anonymous aydesa said ... (12/7/06 16:05) : 

chau, fandercito... (tono seremonioso).
pero si no es más que esa mariposa dándosela contra el vidrio!
abralé.

 

post a comment