Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

2.6.06

Los enanos estaban alborozados. Una visita, no sé qué, alguien con la estatura suficiente como para hablarles y para que ellos le dieran pelota. Si no sé es porque con ellos no me hablo. Apenas los miro desde lejos. A veces les da por hacer caterva y toman por asalto sitios públicos. So pretexto de algún sentimiento que yo no alcanzo a comprender, se agolpan ante el palacio legislativo, ante tribunales, ante la alcaidía. Llegan en colectivos cuando no como el propio ganado, en camiones. Llevan banderas. Entonan cánticos que prometen lealtad y juran venganza. Allí van, cruzando el puente, con sus pies deformes y sus ropas colorinches. Parece que alguien prometió hablarles.

Comments on ""

 

Blogger Silvia Sue said ... (2/6/06 23:00) : 

Hablarles pero poco, y sólo después del pancho y de la coca.

 

Blogger acteon said ... (5/6/06 12:10) : 

Siempre y cuando no sean los enanos de Wilcock. . .porque esos sí que son bravos.

Saludos.-

 

post a comment