Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

6.4.06

MovMob

Después de suplicarle y suplicarle Finnegan puso manos a la obra y limpió la mitad de la casa bajo amenaza de acometer la mitad restante de la titánica tarea este sábado o, a más tardar, este domingo. Me dio un poco de pena verlo llevarse la mano a la cintura con el gesto de aflicción que a los viejos y a los artríticos les nace con un dramatismo reflejo y me causó cierta conmoción -esto no puedo negarlo- que la casa ganara unos dos o tres metros cuadrados, superficie que si a él le diese por cumplir con sus amenazas tal vez se duplicara, quién sabe.
Pero el nuevo orden de los muebles, esos que a el dolor que fingía en su cintura denunciaba de modo inequívoco, llevó mi cama hacia el flanco sur y la lumbre de los faroles públicos -porque yo nunca bajo del todo la persiana- me hace sentir que pretendo dormir en una casa ajena.
Así, cada día un poco, dentro de lo mazquino del tamaño de mi cuarto, voy cambiando de lugar mi cama. Quiero estar cómodo nunca más.

Comments on "MovMob"

 

Anonymous Silvia Sue said ... (6/4/06 12:29) : 

¿Cómo es eso de la persiana y de la casa ajena?

 

Anonymous unquesorubio said ... (6/4/06 12:31) : 

A ella cuando le dicen que el árbol es verde, le gusta preguntar qué tan verde es el arbol.
Bobina.

 

Anonymous aydesa said ... (6/4/06 13:12) : 

Bobín o Bobeta, por favor.

 

Anonymous fander said ... (6/4/06 13:32) : 

No me gusta cerrar la persiana más que cuando es estrictamente necesario. Lo mismo con la ventana misma, pero se imaginará que el invierno no me da changüí.

La extrañeza atañe a lo distinto que se ve mi cuarto conforme voy mudando de sitio la almohada. A veces, sencillamente, cambio de cabecera para sentir que duermo en una cama extraña. Me cuesta más conciliar el sueño, pero sueño mucho más lindo.

Papá diría ¡zapallo helao!

 

Anonymous Silvia Sue said ... (6/4/06 14:44) : 

Queso rubio no me entiende, me molesta, me cuestiona.
Pero no pudo deshacerme de él. Está en mis espejos todos los días.
Hoy nos pusimos nerviosos en la Alcaidía, con el preso esperando para que lo vea el forense.
Queso rubio me preguntó "¿y si fumáramos..? Todos lo hacen"
"Todos se están jodiendo" le dije.
"Y nosotros no? acá esperando, para pelear con el forense para que ponga todo, al preso ya le pegaron, qué sanito para el sistema nervioso. Somos re sanos, nosotros"-me dijo.
Aydesa, cuándo haremos la lencería, porfi.

 

Anonymous fander said ... (6/4/06 22:50) : 

La lógica, y sospecho que no sólo la lógica, de quesorubio me resulta de una irresistibilidad que no sería del todo bueno andar comentando.

Hasta que Odessa se digne a aparecer, la casa agradece su colaboración.

 

post a comment