Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

7.3.06

Llama el desierto

Finnegan pugnó toda la tarde por ahogar la consternación que le produce vivir en un país de mierda en el que se combate la leucemia con un geniol y el tabaquismo ajustando el precio de los cigarrillos, como si en verdad no nos hubiésemos percatado de que cada vez hay menos bosque: el desierto nos come los talones, sotretas.
Manga de asmáticos, pusilánimes, histéricas: si no pueden respirar es porque en vez de proteger los recursos naturales se gastan las manos aplaudiendo el jueguito que el gobierno hace para la tribuna.
Y con esa excusa, hoy tampoco escribió sobre cine. Sepan disculpar. Quizá mañana.

Comments on "Llama el desierto"

 

Anonymous aydesa said ... (8/3/06 14:10) : 

Dígale a Finnegan que tal vez le pueda hechar una mano con el asunto del cine. Con lo otro, sólo puedo tirarles el humo en la cara, desde la vereda.
Está mal visto que la mujer fume en la calle.

 

post a comment