Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

31.1.06

Etología_6

Bajo el prometedor nombre de competencia espermática los etólogos agrupan a la serie de dispositivos con que los machos de cada especie animal tratan de reducir la probabilidad de que sus espermatozoides entre en competencia con los de otros machos o, llegado el caso, a triunfar en la compulsa. Las hembras no se quedan atrás y responden con una adaptación que les permite que su organismo escoja al padre de sus hijos.
Ya que los grillos son la especialidad de la casa, anotemos a renglón seguido que los machos, antes o durante la cópula, estimulan una serie de centros nerviosos de las hembras. El macho, a través de su órgano copulador, las patas o las antenas, frota esos centros nerviosos para forzar la contracción de los músculos femeninos. Eso permite que los espermatozoides desplacen a los obtenidos en cópulas anteriores acaparando las áreas donde más probable sea su destino de fertilizar.
En los grillos (también en las mariposas) existe una estructura masculina llamada espermatóforo que aloja los espermatozoides. En algunas especies, debido a la magnitud del aparatejo, la hembra no puede hospedar la semillita de otros machos con lo que el que llega primero concita las mayores expectativas de paternidad.
Otra variante, ya no en el caso de los grillos sino de otros insectos, es el tapón nupcial, dispositivo que, al cabo del coito se ubica en la entrada del ducto reproductor y se endurece en tan breve lapso que impide (o al menos dificulta) que la hembra pueda copular con otro macho por un cierto periodo.
Y de este lado del mundo, nosotros, los hombres, apelando -sin éxito- a las más variadas estratagemas para no ser una bolsa de cuernos . Válgame dios.

Comments on "Etología_6"

 

Anonymous maray said ... (31/1/06 09:40) : 

Fander, mi amigo, no te preocupés con los insectos! Ellos heredarán la tierra, creo que ya se lo probó.
Peor para ellos, por supuesto!

 

Blogger Marce said ... (31/1/06 09:46) : 

Es que el reino animal no conoce de poesía ni de afectos ni de placeres, es una lucha feroz por dejar los genes del más apto.
Con el género humano pasa exactamente al revés.

 

Anonymous fander said ... (31/1/06 10:15) : 

Es cierto, la extrapolación mete un poco de miedo.

 

Blogger daniela gutiérrez said ... (31/1/06 10:54) : 

fander, leo todo mal!!, es mi compu? o la suya ?

 

Anonymous fander said ... (31/1/06 14:12) : 

Es la cuarta pc en la que navego en el día de hoy, y todo se ve igual que siempre, Dani.

 

Anonymous daniela said ... (1/2/06 19:30) : 

ahora veo todo bien!!! "no sos vos, soy yo". beso,d

PD:¿sería mucho pedir la letra un cuerpo más grande? estoy vieja!

 

post a comment