Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

29.1.06

Etología_4

Los grillos, como los escarabajos peloteros, no saben de derechas ni de izquierdas, simplemente le dan para adelante, ajenos a esta fantasía que nos da a los humanos de pasarle una franelita a nuestra vida para que sea de buen ver y, quién sabe, de ser ciertas las promesas de inmortalidad, seguir la procesión a través de los siglos.
Me ocurre pensar en eso ahora que mi grillo canta más espaciadamente, como si tuviese instalado un blog notifier que lo hubiese puesto en contacto con mi texto y en su virtud me regale un poco de silencio que tanta falta me hace.
Y lo pienso precisamente porque el grillo canta para convocar a la amada que no aparece y si la convoca es con el previsible propósito de estirar su estirpe, ya que todavía no tenemos noticia de que los grillos se entreguen al amor con fines hedónicos y al cantar se ofrece desnudo a todos los peligros, a los predadores y a mi propia mano que un día no responderá a mi instinto de preservación de la naturaleza y terminará con él y su lamento.
La verdad es tan simple como eso: canta (frota las alas) para una hembra que lo escuchará con las patas y con esas mismas patas pondrá proa allí dondequiera que el grillo haya plantado bandera. Y también se dirige al resto del mundo, a los grandulones que encuentran en él alimento o fastidio.
En su media lengua sólo pronuncia cri cri pero quiere decir vení y cogeme. O matame. Lo mismo da.

Comments on "Etología_4"

 

Blogger vadinho said ... (29/1/06 18:51) : 

cogeme o matame, le digo una cosa, no es poco.

 

Blogger Marce said ... (30/1/06 09:24) : 

Ni se te ocurra asesinar al bichito!! El pobre animal emite su canto de cogeme, el matame va por cuenta de los otros. Las arañas y la mantis religiosa, si bien no cantan, dirigen todo el cortejo al mismo (misma, es la hembra) que va a efectuar las dos acciones.

 

Blogger paula said ... (30/1/06 10:41) : 

pero suavemente.

 

Anonymous fander said ... (30/1/06 10:49) : 

La clave sigue siendo la suavidad, eso a perpetuidad, Paula.

Para serte franco, no sé si hay otra cosa para decir, vadinho.

Ni pienso en matarlo, Marce, pero sí, estoy obsesionado por el cortejo. Habrá novedades.

 

Anonymous ella y su orgía said ... (30/1/06 12:14) : 

Qué cosa más romántica y pasional.
Estás cambiando mi opinión de los bichitos.

Abrazo desnudo.

 

Anonymous fander said ... (30/1/06 12:16) : 

La clave es la sabiduría intrínseca de las vidas austeras, creo yo.

Beso de enero.

 

Anonymous manú said ... (31/1/06 11:10) : 

Vidas austeras sí, pero no simples.

 

post a comment