Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

1.3.06

Revenge

No tengo especial apego por los animales. A veces, muy por el contrario, me da cosa que la gente tenga los bichos compartiendo su mismo encierro y ni hablar del fastidio que me provoca comprobar la fortuna que gastan para tenerlos sanos y bien comidos cuando muchos como yo, ajenos por completo a los beneficios de la cobertura médica (me viene a la cabeza la imagen de una enfermera haciendo visera), soportamos no sin cierta hidalguía nuestras dolencias y, estando casi todo perdido, empezamos a reírnos de ellas hasta el punto de dejarlas en ridículo.
Acaso las mascotas, sabedoras de mi pequeño gran perjuicio, intentan convencerme de sus bondades y muchas veces me sucede que concurro al domicilio de algún amigo en visita protocolar y me ofrendan una bienvenida como ni mis propios amigos en total ebriedad me darían.
Es cuestión de acostumbrarse, me digo, mientras un perro me invita a jugar o un gato ignora mi rechazo y se tira sobre mi falda como si nunca hubiese conocido un lecho mejor.
Está bien: una mano sobre el lomo no se le niega a ningún gato. Me llevó tiempo aprenderlo. Tiempo y el sacrificio de mi pantalón predilecto. Un Levis de cremallera con botones que me quedaba como pintado. E incluso mejor: fue el primero en mucho tiempo al que no debí extirparle un sobrante de piernas. Todavía recuerdo con emoción el momento en que -atónito- me miraba en el espejo del probador. No me importó nada que me costase una fortuna. Y casi lloro el día en que una gata se posó sobre mi falda clavándome las uñas hasta arrancarme un alarido y dejando al descubierto lo que sería el primer hilo del acabóse.
Nunca vi una cosa igual, me dicen, y juro que yo tampoco he sabido de nadie al que los bichos se le peguen de este modo. Ese el control de calidad, me tranquilizó un amigo, el animal me confirma que sos buen tipo.
Hum.
Ojalá que sí.
En caso contrario, me parece que usaré las siete vidas que me toquen después de ésta, en cobrar la venganza por el pantalón perdido a manos de un cariño impertinente.

Comments on "Revenge"

 

Anonymous Bartolo said ... (1/3/06 13:54) : 

hola te espero con roky en casa de los Fernandez. Guau

 

Anonymous aydesa said ... (1/3/06 16:11) : 

El animal sabe lo que hace. Pasarla bien.

 

post a comment