Jade May Hoey

1974-2004

Powered by Blogger


Locations of visitors to this page

6.3.06

Mobiliario

Finnegan está desconcertado. Durante algún día de la semana que pasó le prometí que le compraría un escritorio espacioso pero le pedí a cambio que se tomara el trabajito de correr los muebles de lugar para hacer un poco de espacio (en eso yo no lo ayudo por mis conocidos problemas cervicales) y ya que ponía manos a la obra, un trapito mojado al piso no le vendría nada mal.
Pero Finnegan es un haragán entrenado en las malas artes de la extorsión. Ahora me pide que le prometa para el mes entrante una butaca con apoyabrazos tan mullida como pueda ser posible y tres o cuatro estantes que tengan apariencia de biblioteca para acomodar los libros que tenemos desparramados en cajas, cajitas y cajones, arriba, dentro e incluso debajo del ropero.
Le doy la razón con la biblioteca pero mucho me temo que si le compro algo que sea cómodo para sentar el culo su escritura merme en intensidad, ya que no creo que haya modo aminorar su bajísima frecuencia.
Se empacó como una mula vieja. Dice que no va a escribir si no cumplo con sus exigencias. Le pregunto qué hará en caso de dejar de escribir. No lo sabe. Lo dice con gesto de perro triste, sosteniendo la cara con ambas manos y los codos sobre la mesa.

Comments on "Mobiliario"

 

Anonymous aydesa said ... (6/3/06 21:21) : 

comprelé a Finnegan, dele, los artistas somos así, adoramos el confort para hacerlo inconfortable.
hay unos muebles de armar ud. mismo, que se venden en supermercados y se pagan en cuotas. le puedo regalar mi repisa que ya fué biblioteca, luego albergó platos y vasos y ahora está jubilada.

 

post a comment